Estaba en Norcasia y el mapa indicaba que Victoria, Caldas estaba a tan solo dos horas en carro. Fue así como contacté a Julián de @la_reserva_natural un hotel de cabañas coquetas dentro de una reserva natural.

A Victoria se puede llegar desde Bogotá y son 5 horas de recorrido en carro particular o se puede tomar una van por $45.000 y son 6 horas de recorrido.

Una primera sorpresa que me dejó este lugar es la calidad del aguacate. Es de los mejores del país. Julián me enseñó que en Victoria hay seis tipos de aguacates. Lo mas conocidos son: Criollo, Común y papelillo. Además, hay tres categorías: primera, segunda, tercera. Este ranking se le da según las pecas que le salgan al producto. Si van a Victoria pidan que les expliquen más de este proceso, se aprenden datos interesantes y nos ayuda a ser más conscientes a la hora de comprar en los supermercados.

El primer día fuimos en el carro safari de Julián hasta el balneario Doña Juana. Está ubicado a más de una hora de la reserva. Julián conoce un lugar del balneario que no está lleno y que es una delicia explorar. Así que si quieren ir, les recomiendo que reserven con ellos. Vale la pena. El hotel te entrega el chupao o fiambre para almorzar a la orilla del río. En la tarde regresamos al hotel para cenar y a descansar.

DCIM\100GOPRO\G0353833.JPG

Al día siguiente en la mañana hicimos una caminata de una hora por la reserva. Vimos monos titís, flores,aves y hojas (mis favoritas). La caminata es tranquila, siempre plana y muy bonita.

Regresamos al hotel para desayunar y luego salimos para Tasajos. Este lugar es a media hora de la reserva y sin duda es un lugar que debes visitar si vas a Victoria. El agua es completamente azul y cristalina. Para llegar hasta el punto donde hay poca gente se deben caminar unos 20 minutos y no son exigentes, cualquier persona lo puede hacer. Ahí estuvimos mediodía y luego de regreso al hotel.

DCIM\100GOPRO\G0333761.JPG

En la nochesita hicimos una parada que considero importante que la hagas sí vas a Victoria. En la plaza del pueblo, está la consentida de los Victorianos. La ceiba, un árbol de más de 130 años y el lugar de encuentro de todas las personas del pueblo. Muy cerca de la plaza está la “Casa Tradicional Lendar” Ahí nos atendió Sandra, una mujer increíble experta en contar historias y la de su familia la cuenta con coherencia y sabrosura.

En este lugar ofrecen onces, cenas, música y el tour por las antigüedades que tienen. Aquí les dejo un poquito de la historia para que se antojen

“En 1948 llegaron huyendo de la guerra unos alemanes condes a Victoria. Ellos tenían su propia moneda en hierro y a todos sus empleados les pagaban con esa moneda. El abuelo de Sandra era el dueño del granero (supermercado) y fue la primera persona que hizo de banco en el pueblo. Él recibía las monedas de los condes y le daba víveres a los empleados. Luego, él iba hasta donde los condes para hacer efectivo el pago en moneda colombiana” En el local todavía está una de las puertas de ese granero, diferentes tipos de planchas para ropa, teléfonos y demás cositas de la época del abuelo. Este tour también lo hice con @la_Reserva_natural

El hotel acepta menores de edad, tiene parqueadero y también tienes la opción de alquilar la finca completa en caso que quieras venir con amigos familia.

Espero que esta información sea útil para ti

Abrazos de oso,

Jacinta

Entradas Recientes

Todos los derechos reservados. Desarrollado por Capeí