Hace dos meses le había escrito a Cesar. Creador de Viajes ché, la empresa con la que viajé al Danubio, Valle del Cauca. Habíamos organizado todo para que yo viajara el 14 de noviembre a conocer este lugar. Sin embargo, una semana antes del viaje tuve un problema personal que no podía aplazarse y tuve que cancelar el plan. Y no me van a creer, pero el jueves de la misma semana pude agarrar fuerza y conseguí un tiquete por $49.000 para viajar Bogotá-Cali. Me iba a quedar donde mi amiga Juana para hacer un video para Buscando a Jacinta y el sábado muy madrugada saldría para el Danubio.

El plan empieza casi sin dormir. El bus tiene dos puntos de encuentro: parque de las banderas o en el Carulla de la portada. En ese segundo punto de encuentro me recogieron a las 4.50 a eme. El bus era grande y cómodo. Caí rendida y me desperté ya en el pueblo que se llama “Queremal” dónde se sirve el desayuno. Ahí, Cesar nos dio una vuelta a la plaza principal para contarnos un poco de la historia y de porqué este pueblo se llama Queremal. Sin embargo, eso me lo guardo para que ustedes lo averiguen cuando hagan el tour.

Subimos nuevamente al bus y tomamos la vía antigua Cali – Buenaventura.  A media hora de camino paramos en una cascada espectacular que está justo al lado de la carretera.

Luego, seguimos una hora y media por vía pavimentada y luego un poco más de una hora por vía destapada hasta llegar al parqueadero donde empezaba nuestra caminata. Ahí compramos merienda y agua. La caminata que nos esperaba era de unos 45 minutos a una hora según tu ritmo. Habían subidas duras pero logrables y la humedad empezaba a pegar fuerte, lo que es indicio de un buen chapuzón en el rio. Yo hice esta actividad en noviembre, había estado lloviendo y había mucha agua. Por lo tanto, había unos tramos del camino que había que cruzar rio con una cuerda y nos mojábamos todos. Así que importante que tengas eso en cuenta, los zapatos, la ropa, todo se va a mojar. Los bolsos los guías te ayudan a pasarlos así que no hay problema con llevar el celular.

La recompensa final es llegar a la “Sirena” un spot muy famoso en este lugar por el cañon que forman las piedras y el agua que sale con fuerza entre ellas. Es súper importante llegar temprano para que puedas disfrutar del lugar solo para ti y tu grupo. Los domingos no te recomiendo que vayas porque se llena demasiado. Yo fui un sábado muy madrugada y fue increíble. Sin embargo, a los 20 minutos de haber llegado empezó a llegar más gente. Lo bueno, es que pude tomarme una foto increíble.

Estuvimos ahí por un poco más de una hora y luego caminamos de regreso por el mismo camino hasta la poza del amor. Una piscina natural de agua azulita dónde te puedes tirar de una piedra y toda la cosa. Ahí estuvimos por una media hora y luego el mismo camino de regreso a la entrada. En el restaurante de la carretera almorzamos. Hay almuerzos vegetarianos también y las porciones y el sabor son excelentes.

El regreso a Cali empezó a eso de las 3.30 pe eme e hicimos una parada estratégica en el km18 para tomar agua de panela caliente con arepa. Finalmente, el tour te deja en los mismos dos puntos de encuentro. Llegue a Cali exactamente a las 8.30 pe eme.

No les quiero dejar el valor del tour porque no sé en e qué año o mes están leyendo esta información. Sin embargo, si te dejo el contacto y las redes sociales de viajes che para que cotices y reserves con ellos.

¿Puedo ir por mi cuenta?

Claro que sí. Sólo debes tener un carro alto para poder llegar. Sin embargo, no tomé la foto exacta dónde empieza la caminata, pero la consigues fácilmente preguntándole a la gente de la zona. ¡Ah! Y no olvides llegar muy temprano.

No olvides seguirme en @buscandoajacinta

Abrazos de Oso, 

Jacinta

Entradas Recientes

Todos los derechos reservados. Desarrollado por Capeí